Estamos en twitter

NoticiasProvincia

Thomas Cook provoca por el momento pérdidas de entre 200.000 y 300.000 euros en la provincia de Huelva

La quiebra de Thomas Cook, hasta ayer el segundo operador turístico más importante del mundo, provoca por el momento pérdidas de entre 200.000 y 300.000 euros entre los tres hoteles de la provincia de Huelva con los que ésta mantenía relaciones comerciales, especialmente el Sentido Ama Islantilla y el Garden Playa Natural de El Rompido, y en mucha menor medida el Barceló Punta Umbría Beach Resort, como ha comentado el director general del Grupo Barceló en Punta Umbría, Duarte Vasconcellos.

AUDIO DE LA ENTREVISTA:
Ir a descargar

Por hoteles, la directora de Sentido Ama Islantilla, Marta Cañete, precisó a esta redacción que en su instalación son 34 las habitaciones ocupadas por clientes británicos de Thomas Cook, lo cual supone unas 68 personas en total; mientras que Manuel Valencia, su homólogo en el hotel afectado de El Rompido, detalló que en éste los clientes del operador quebrado eran ayer alrededor de un centenar, de ellos una treintena de británicos.

A nivel institucional el vicepresidente andaluz y consejero de Turismo de la Junta, Juan Marín, mostró ayer su preocupación por la quiebra y se puso en contacto con la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, para conocer la situación y las medidas que se van a poner en marcha para atender a los viajeros afectados.

El secretario general del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva, Rafael Barba, cifró en unas 200 las personas de esta compañía alojadas en estos momentos en dichas instalaciones hoteleras onubenses, las cuales tienen garantizada su estancia por los seguros contratados.

El secretario general del Círculo Empresarial de Turismo también puso ayer de manifiesto la “preocupación” del sector turístico de la provincia ante la quiebra del turoperador británico, además de afirmar que la situación es a día de hoy de “incertidumbre”, sobre todo de cara al futuro, ya que Thomas Cook viene trayendo a los hoteles onubenses una media de entre 4.500 y 5.000 clientes al año. Esta cifra, añadió, supone aproximadamente un 40 por ciento de las reservas totales anuales de los dos hoteles más afectados por la situación, las cuales “están directamente vinculadas a Thomas Cook”.

A pesar de ello Barba aseguró que el impacto económico de la quiebra del gigante británico “no es muy importante en Huelva en relación al volumen total de negocio del sector en la provincia”, a lo que añadió que la situación “se veía venir desde hace un año” porque “desde entonces se estaban produciendo problemas y retrasos en los pagos por parte de Thomas Cook a las instalaciones hoteleras con las que operaba”. En este sentido aseguró haber contactado con la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, y también a nivel andaluz, al tratarse de “un problema global”, tras lo que afirmó que Huelva “no es de las provincias más afectadas”.

“Estamos preocupados y tristes ante esta quiebra porque es un momento de incertidumbre y porque no estamos en circunstancias de perder ni un cliente, pero es una situación que no depende de nosotros”, argumentó Barba.

La suspensión de pagos anunciada la madrugada de ayer lunes por el turoperador británico Thomas Cook, uno de los mayores a nivel global, ha dejado en tierra a 600.000 viajeros en todo el mundo y supone un duro golpe para dos de sus principales destinos en España: Baleares y Canarias.
Los hoteles garantizan que cubrirán el servicio de los afectados por la quiebra.Los hoteles garantizan que cubrirán el servicio de los afectados por la quiebra.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, se reúne hoy con las comunidades autónomas más afectadas por la quiebra de la firma británica: Canarias, Cataluña, Baleares y Andalucía, según comunicó la secretaria de Estado de Turismo, Isabel María Oliver.

La Autoridad de Aviación Civil (CAA) británica informó por su parte que “todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen los vuelos y las vacaciones, han sido canceladas”. El grupo operaba en 16 países con una flota de 105 aviones y 200 hoteles y complejos hoteleros con su marca. A la espera de conocer el número de españoles afectados, los empresarios y los gobiernos autónomos de ambos archipiélagos han mostrado su preocupación por el colapso del turoperador, que dejará pérdidas millonarias en ambos destinos.

Para el analista de IG Markets Sergio Dávila, las aerolíneas de bajo coste EasyJet, Ryanair y Norwegian son las que más pueden beneficiarse de la caída de Thomas Cook, así como el turoperador TUI, mientras que las empresas españolas Meliá Hoteles y NH Hoteles pueden verse perjudicadas por la cancelación de parte de sus acuerdos con la firma británica. Igual le puede ocurrir a Amadeus.

Deja un comentario